¿Buscas una Caldera Gasoil? 

Descubre la importancia del mantenimiento en las Calderas de Gasoil

Realizar el mantenimiento a las calderas de gasoil anualmente es una acción importante y obligatoria. Ya que este mantenimiento garantizará un perfecto funcionamiento de la caldera en el futuro.

 

Las calderas de gasoil generan excesos de gastos adicionales durante el invierno, debido al elevado precio del combustible. Sin embargo, tiene una gran ventaja usarlas continuamente, ya que el gasoleo permite mantener protegido el sistema de la caldera. Esto se traduce en un menor gasto de mantenimiento a largo plazo.

 

Te mostramos la importancia del mantenimiento de tu caldera de gasoil, para mantener en buen funcionamiento.

Trabajamos las mejores marcas de Calderas Gasoil:

Recuerda que un buen mantenimiento y una adecuada instalación también favorece el ahorro energético y contribuye al cambio climático. Además, garantiza la seguridad de tu familia.

Descubre el Mantenimiento de las calderas de gasoil

El mantenimiento de las calderas de gasoil está estipulado en el real decreto 102/2007 del 20 de julio. Este decreto obliga al propietario a realizar el mantenimiento a través de un profesional experto en el área una vez al año.

 

En primer lugar, debes estar atento en el momento de la instalación, y revisar la caldera antes y después de instalarla. Además de ello, debes ser consciente que usar y mantener una caldera de gasoil te generará gastos. Sin embargo, realizar una revisión oportuna con su mantenimiento te evitará gastos adicionales en gasoil.

A continuación te mostraré algunos consejos de mantenimiento en las calderas de gasoil que ayudarán a ahorrar:

 

 Revisión del quemador. visualiza que no existan impurezas, y que además presente la combustión correcta. Es decir, que no existan cambios en la coloración de la llama, recuerda que esta debe ser azul.

 Control de las combustiones: fíjate de que no haya presencia de humo negro o blanco, el humo no debe existir.

 Regulación de la temperatura del termostato: es importante mantener una temperatura entre los 70° a 60°, no menos que eso, para evitar daños en los componentes internos. Esto disminuye el consumo de gasoil.

 Apagar la caldera: no olvides apagar el sistema si es necesario reponer el gasoil. De esta manera evitarás una mala combustión.

 Realizar revisiones cada año: es obligatorio realizar el mantenimiento de la caldera para asegurar su buen funcionamiento. Cada año se evalúan los quemadores, la caja de humos y la salida interior de humos.

Sigue visitando nuestra web y conoce contenido sobre CAMPOS TÉRMICOS para tu hogar o empresa.
0
×